Imperio Romano: La barbería (I)

En el Imperio Romano, los cuidados de peluquería eran practicados por el tonsor , al que era confiado el corte del pelo, la barba, el afeitado y cuidados a medio camino de la medicina

Este grupo de empleados , el cura corporis, eran un símbolo social también , y hasta Julio Cesar, o Suetonio, reconocían su dependencia de ellos .

Los romanos dedicaban un considerable numero de horas a estos cuidados , pasandose en algunos casos la mañana bajo sus atenciones que se repartían entre el espejo y el peine

Pero también las clases humildes acudían a los servicios de los tonsores, que atendían en las tabernas de la ciudad (tabernae)

La ocupación era tal que estos corrillos en la habitación del barbero, la tonstrina, se acabaron convirtiendo en un acto social, al que acudir en busca de información, a la caza de rumores, a la compra de influencias y de entrevistas, al punto que fueron satirizadas por Juvenal en sus Sátiras, y por Marcial en sus Epigramas

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s