Los barberos de Sevilla en la epoca romantica

REG15099.jpg

Davillier:

Las barberías o tiendas de barberos son muy numerosas en Sevilla. Se las distingue fácilmente, pues sus puertas están pintadas de ordinario de verde claro o de azul, y adornadas con bandas amarillas.

Otro signo característico es una persianita verde de dos pies de altura todo lo más, fija invariablemente en el escaparate de la barbería.

No hay que decir que todos estos accesorios no excluyen la inevitable bacía de hojalata o de cobre amarillo que se balancea encima de la puerta, y hace pensar en el famoso yelmo de Mambrino ilustrado por Cervantes.

Una de esas cabezas con peluca, como ya sólo se ven en nuestros pueblos de provincias, algunos frascos manchados por las moscas y donde se enrancian los productos que los perfumistas franceses fabrican para la exportación, he aquí lo que se ve ordinariamente detrás de los cristales de las barberías.

Pueden añadirse aún ciertos botes que contienen “sanguijuelas extremeñas”, pues el barbero ejerce el monopolio casi exclusivo de este comercio. Los que prefieren la sangría a las sanguijuelas pueden también dirigirse al barbero, pues es igualmente sangrador.

Sin duda, porque practica esta operación casi quirúrgica, es por lo que se lee algunas veces pomposamente en su muestra “profesor aprobado de cirugía”. Pero muy a menudo sus talentos no se limitan a esto, pues también es comadrón y sacamuelas

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s