Bocetos antiguos de desnudos masculinos

Estan de moda de nuevo los estudios artísticos de cuerpos de hombre, al carboncillo, los estudios previos de obras definitivas y los ejercicios de dibujo de las academias de arte .

Seguramente no podrás comprar uno como este , de Gustav Klint, pero es mas o menos el tipo de obra mas buscada actualmente

La verdad es que hay mucha , generalmente de buena calidad aunque el autor no sea tan conocido, y los precios son muy bajos (hasta ahora)

Un marco antiguo sin restaurar, incluso aunque no tenga las proporciones adecuadas el el mejor entorno para una obra así

Seguramente el marco te costara mas que la obra . Estan muy valorados desde hace ya mucho tiempo .

Los barberos malagueños y la guitarra

El ruso Vasili Petrovich Botkin (1811-1869) en Cartas desde España –1857-, cuando narra la visita que realizó a Málaga por septiembre de 1845. retrata la vida ciudadana

Hace ya más de un mes que vivo en Málaga y que admiro sus extraordinarias mujeres, sus alegres costumbres. El hotel en que me hospedo se encuentra en el ángulo de una plazoleta, la “Plaza de los Moros”.

El día en que llegué era domingo. La plaza estaba llena de gente; me sentí impresionado por su alegría bulliciosa y despreocupada.

Cerca del hotel, un barbero estaba sentado en el umbral de su puerta con un soldado; tocaba la guitarra para él, que escuchaba atentamente su música; ante ellos, una joven que hacía sonar sus castañuelas, balanceaba su cuerpo como se acostumbra a hacer al comienzo de toda danza española; en el rincón de la calle vecina, que daba a la plaza, bailaban fandangos: por todas partes se oían vibrar los acordes de guitarra vivos y melancólicos de los bailes españoles.

Y cada tarde hay en Málaga una fiesta: cantares y sones de guitarra, el regocijo más desenfadado, animadas melodías, risas y charlas alegres y … “jóvenes”, iba a decir, pero este adjetivo convendría mejor a Europa, donde sólo la juventud se divierte; en Andalucía los viejos son igualmente alegres, y si bien no bailan con los jóvenes, gustan de contemplar su animación, acompañar sus bailes con la guitarra, canturrear canciones, y no pierden ocasión de improvisar su coplita en honor de alguna bailarina de talento.

Hay que conocer Andalucía de noche para comprender todo el encanto de esta vida meridional