Muebles ‘barbieri’, de su elegancia a su desaparición

‘barbière’ del príncipe Eugène de Beauharnais

La elegancia de los muebles barbieri o mueble afeitador en algunos casos era insuperable porque estaban realizados en maderas nobles y por reputados ebanistas, para la corte o la nobleza que pagaba espléndidamente cualquier objeto fuera de lo común y que causase sorpresa en su misma clase social

Eran herramientas ‘a la mode‘ para despertar asombro, y cierto grado de envidia de sus congéneres y competidores sociales

Por eso llevaban cajones ocultos con maravillosos objetos ( juego de 6 navajas de afeitar semanal – semainier de rasoirs  se les llamaba en su época – en madreperla ) y otras fruslerías cosméticas , igual que hoy dia se añaden efectos especiales a las películas … hagan falta o no , solo para llamar la atención del espectador

Elegancia, refinamiento, exquisitez y sobretodo buen gusto dominaba los objetos para la clase social que pudiera pagarlos (algo que hoy día casi nos resulta extraño)

Pero en su época pre industrial, funcionalidad y buen gusto iban unidas

Bandeja oculta extraible en el ‘barbiere’ del príncipe . Una navaja para cada dia de la semana

Con el paso del tiempo algunos muebles barbieri se transformaron en partes de la casa, perdieron su funcionalidad de afeitado de dandi , de pie , delante de la ventana y se convirtieron en una parte del dormitorio o del vestidor  estas mesas llenas de trucos y cajones secretos, para ser rasurado por el ayuda de cámara , sentado en unos sillones de respaldo bajo denominados sillón de barbear

En su evolución ya en la naciente sociedad rica de América del Norte, las mesas fueron aun mas funcionales , pero sin embargo dotadas de mecanismos avanzados en su época, como esta manivela para elevar el plano de la mesa para hacer mas cómodo el afeitado también de pie

Era como volver al afeitador , al mueble barbieri inicial , pero ya fue el canto del cisne de esta moda que con la introducción de un espacio de la casa destinado a toilette, o cuarto de baño prácticamente fue desapareciendo

Anuncios

Afeitado en 4 fases y por Cuadrantes (1)

Autor: Ron Guenther, desde
desde Norman, Oklahoma
Software engineer

Sean Conery en su afeitado de la mañana

Esta metodología  se basa en la reducción gradual de la barba en cada pase. Cada paso depende de los pases anteriores y por lo tanto debe de ser completado correctamente, reduciendo así el tamaño de la barba en cada pasada.

El hecho de no hacer esto da como resultado una gran cantidad de irritación cutánea, un miserable afeitado, y un número alto de cortes que sangran

Desarrollaremos el método en varios días porque es complejo y necesita algunos gráficos de apoyo

Para facilitarlo vamos a comenzar dividiendo nuestra cara – mentalmente – en cuatro cuadrantes

Creamos mentalmente las siguientes líneas divisorias :

* La línea vertical que baja por el centro de la nariz hasta nuestra nuez

* Y una línea horizontal que nos recorre a lo largo de su mandíbula. La quijada

Aunque la zona del bigote y la barbilla se incluyen dentro de los límites, vamos a tratarlos por separado .

El cuadrante (Q1) es nuestra mejilla izquierda de la quijada hacia arriba

Cuadrante dos (Q2) es la misma zona pero en el lado derecho de su cara.

Cuadrante tres (Q3) es el área del cuello izquierdo hasta la mandíbula.

Cuadrante cuatro (Q4) es el área del lado contrario del cuello

En primer lugar, al comienzo de cada paso hay que enjuagar la cara con agua caliente , dejando el rostro húmedo y luego aplicar la espuma de jabón. Es recomendable entretenerse en su aplicación un par de minutos

En Q1 comenzaremos a afeitar de arriba a abajo, verticales , a tramos cortos, empezando en la oreja hasta llegar al borde del labio

Siempre haremos tramos cortos . Nada de hacerse el milhombres ni el machito !

En los otros cuadrantes haremos el mismo recorrido , de arriba hacia abajo un cuadrante tras otro hasta alcanzar la parte final de la barba en el cuello

El bigote haremos lo mismo, de arriba hacia abajo en cortos tramos . Doblar la punta de la nariz para facilitar el trabajo en el centro

La barbilla la haremos en horizontal , desde la comisura del labio hasta el centro de la barbilla, en el otro lado, idéntico acabando en el centro

Sin prisas .

Hemos completado la primera pasada . Todos los cuadrantes han sido en la misma dirección , o sea , a pelo , lo cual facilita mucho el inicio aunque se sea novato

Es conveniente hacer ensayos, incluso con espuma, y una maquinilla sin hoja o con hoja embotada para que no corte. Ensayar todos los movimientos para conocernos a fondo, familiarizarnos con ellos y luego no dudar en el afeitado en serio